Eosinófilos y reingresos hospitalarios por asma

Eosinófilos y reingresos hospitalarios por asma

Asociación entre el recuento de eosinófilos y los reingresos hospitalarios por asma

Experto 

Francisco Javier González Barcala

Artículo seleccionado

Servicio de Neumología. Hospital Galdakao. Bilbao

Association between blood eosinophil count with asthma hospital readmissions.

González-Barcala FJ, San-José ME, Nieto-Fontarigo JJ, Carreira JM, Calvo-Alvárez U, Cruz MJ, Facal D, García-Sanz MT, Valdés-Cuadrado L, Salgado FJ.

Eur J Intern Med. 2018 Jul;53:34-39. doi: 10.1016/j.ejim.2018.02.034

 

Opinión del experto

Las exacerbaciones son eventos relativamente frecuentes en la población asmática. Un estudio reciente realizado en el Reino Unido y Estados Unidos que incluyó a más de 400.000 pacientes observó que entre el 8,4% y el 12,5% presentaban al menos una exacerbación en el año de seguimiento.1

La gravedad de algunas exacerbaciones condiciona que ciertos pacientes deban ingresar en el hospital si tras el tratamiento inicial en el servicio de urgencias persisten sibilancias significativas, utilización de musculatura accesoria, requerimiento de oxígeno suplementario para mantener una saturación superior al 93%, reducción mantenida de la función pulmonar con un FEV1 o PEF inferiores al 60%, u otras causas de riesgo elevado de muerte (apoyo social deficitario, dificultades para mantener cuidados sanitarios mínimos).2-5

En los últimos años parece observarse una tendencia a la disminución de la incidencia de exacerbaciones, probablemente relacionada con la disponibilidad de nuevos tratamientos más eficaces y con una mayor implementación de las guías de práctica clínica.2-3,6 Los ingresos hospitalarios por asma en niños, adolescentes y adultos jóvenes también presentan una tendencia significativa a la disminución en los últimos años.7-8 Pero en otros pacientes siguen aumentando, especialmente en mujeres de edad avanzada.9 Además, muchas de estas exacerbaciones son de riesgo vital, ya que estos episodios de especial gravedad suponen alrededor de un 18% de las agudizaciones de asma que requieren ingreso hospitalario.10-11

La presencia de eosinófilos en la inflamación asmática es conocida desde hace muchos años como un factor relevante en la fisiopatología de la enfermedad.12 Desde finales de los años 50 del siglo pasado se sabe que el recuento de eosinófilos en esputo es predictor de la respuesta al tratamiento con corticoides.13 En los últimos años se ha comprobado su utilidad como biomarcador en la identificación de pacientes con mejor respuesta a algunos tratamientos.14-15

Sin embargo, los eosinófilos no son un marcador de gravedad en todos los pacientes asmáticos. Así, Wenzel et al. analizaron las biopsias bronquiales de pacientes con asma grave refractaria a corticoides y observaron eosinofilia en aproximadamente la mitad de estos pacientes, mientras en el resto la presencia de eosinófilos era muy escasa.16

La investigación desarrollada para determinar la utilidad de los eosinófilos en el manejo del asma no ha permitido aclarar de forma definitiva su valor como biomarcador.

Los valores elevados de eosinófilos en esputo parecen asociarse con asma más grave o con peor evolución de la enfermedad.17-20

Sin embargo, los datos sobre el recuento de eosinófilos en sangre presentan más discrepancias. Así, algunos autores refieren que los niveles de eosinófilos en sangre no se correlacionan con la gravedad del asma;17-18 otros autores observaron que los pacientes con eosinófilos en sangre elevados presentan asma más grave;21-22 o, al contrario, los pacientes con valores elevados de eosinófilos en sangre se asociaban con agudizaciones menos graves.23

Tampoco está claro que los eosinófilos en esputo sean un mejor biomarcador que los eosinófilos en sangre. Recientemente se ha publicado, analizando la respuesta al mepolizumab en asma grave eosinofílica, que los niveles de eosinófilos en sangre eran mejores predictores de respuesta que en esputo.24

Los resultados de este estudio reflejan que unas cifras más elevadas de eosinófilos en sangre son predictoras de menor riesgo de nuevos ingresos hospitalarios. Las publicaciones disponibles que analizan la relación entre los eosinófilos en sangre y el asma muestran resultados divergentes. Pola-Bibian et al., que incluyeron a pacientes de un hospital español, obtienen resultados similares, con menor tasa de hospitalizaciones tras una agudización por asma en los pacientes con niveles más altos de eosinófilos en sangre.23 Otros autores obtienen el resultado contrario, con más exacerbaciones en los pacientes con más eosinófilos en sangre;21-22,25 y en otros casos no se observa ninguna relación entre los niveles de eosinófilos en sangre con las exacerbaciones19,26 ni con la gravedad del asma.17-18

Aunque algunos autores defienden la utilidad de eosinófilos en sangre como marcador de asma grave eosinofílica,24 el compartimento donde se evalúan los eosinófilos es un aspecto a considerar, ya que no parecen tener el mismo significado los eosinófilos en sangre que en esputo. Schleich et al. nos muestran que los pacientes con eosinófilos elevados en ambos compartimentos -sangre y esputo- tienen significativamente más exacerbaciones que si están elevados en uno solo de estos compartimentos.19 Asimismo, en el estudio de Silkoff et al. los niveles de eosinófilos en esputo se correlacionan con la gravedad del asma, pero los niveles de estas células en sangre no muestran diferencias en función de la gravedad de la enfermedad.18

En conclusión, la utilidad de los niveles de los eosinófilos en sangre como biomarcador pronóstico en asma requiere más estudios para su correcta ubicación en estas evaluaciones.

 

Bibliografía

  1. Suruki RY, Daugherty JB, Boudiaf N, et al. The frequency of asthma exacerbations and healthcare utilization in patients with asthma from the UK and USA. BMC PulmMed. 2017 Apr 27;17(1):74.
  2. http://ginasthma.org/2017-gina-report-global-strategy-for-asthma-management-and-prevention/ (acceso 01/10/2018).
  3. GEMA4.3. https://www.gemasma.com/gema4-3-actualizacion-permanente-para-un-mejor-control-del-asma/ (acceso 01/10/2018).
  1. British Guideline on the Management of Asthma (Revised edition published 2011). British Thoracic Society. www.brit-thoracic.org.uk.
  2. RodrigoGJRodrigo CHall JB. Acute asthma in adults: a review.  2004 Mar;125(3):1081-102.
  3. SchatzM, Meckley LM, Kim M, et al. Asthma exacerbation rates in adults are unchanged over a 5-year period despite high-intensity therapy.J Allergy Clin ImmunolPract. 2014 Sep-Oct;2(5):570-4.
  4. De Miguel-Díez J, Jiménez-García R, Hernández-Barrera V, et al. National trends in hospital admissions for asthmaexacerbations among pediatric and young adult population in Spain (2002-2010). RespirMed. 2014 Jul;108(7):983-91.
  5. Barcala FJ, Viñas JA, CuadradoLV, et al. Trends in hospital admissions due to asthma in north-west Spain from 1995 to 2007. AllergolImmunopathol. 2010 Sep-Oct;38(5):254-8.
  6. Gonzalez-Barcala FJ, Aboal J, Valdes L et al. Trends in adult asthma hospitalization: gender-age effect. Multidiscip Respir Med. 2011 Apr 30;6(2):82-6.
  7. Gonzalez-Barcala FJ, Calvo-Alvarez U, Salgado-Castro FJ, et al. Asthma exacerbations: factors related to longer hospital stay. Acta Clin Belg. 2017 Mar 1:1-6.
  8. Gonzalez-Barcala FJ, Calvo-Alvarez U, Garcia-Sanz MT, et al. Characteristics and prognosis of near-fatal asthma exacerbations. Am J Med Sci. 2015 Aug;350(2):98-102.
  9. DenlingerLC, Phillips BR, Ramratnam S, et al. Inflammatory and Comorbid Features of Patients with Severe Asthma and Frequent Exacerbations.Am J RespirCritCareMed. 2017 Feb 1;195(3):302-313.
  10. Gauthier M, Ray A, Wenzel SE. Evolving Concepts of Asthma. Am J Respir Crit Care Med. 2015 Sep 15;192(6):660-8.
  11. Muñoz X, Bustamante V, Lopez-Campos JL, et al. Usefulness of noninvasive methods for the study of bronchial inflammation in the control of patients with asthma. IntArchAllergyImmunol. 2015;166(1):1-12.
  12. Albers FC, Müllerová H, Gunsoy NB, et al. Biologic treatment eligibility for real-world patients with severe asthma: The IDEAL study. J Asthma. 2017 Jun 16:1-9.
  13. Wenzel SE, Schwartz LB, Langmack EL, et al. Evidence that severe asthma can be divided pathologically into two inflammatory subtypes with distinct physiologic and clinical characteristics. Am J Respir Crit Care Med. 1999;160:1001-1008.
  14. Amelink M, de Groot JC, de Nijs SB, et al. Severe adult-onset asthma: A distinct phenotype.J Allergy Clin Immunol. 2013 Aug;132(2):336-41.
  15. Silkoff PE, Strambu I, Laviolette M, et al. Asthma characteristics and biomarkers from the Airways Disease Endotyping for Personalized Therapeutics (ADEPT) longitudinal profiling study. Respir Res. 2015 Nov 17;16:142.
  16. Schleich FN, Chevremont A, Paulus V et al. Importance of concomitant local and systemic eosinophilia in uncontrolled asthma. EurRespir J. 2014 Jul;44(1):97-108.
  17. Inoue H, Ito I, Niimi A, et al. CT-assessed large airway involvement and lung function decline in eosinophilic asthma: The association between induced sputum eosinophil differential counts and airway remodeling. J Asthma. 2016 Nov; 53(9):914-21.
  18. Price DB, Rigazio A, Campbell JD, et al. Blood eosinophil count and prospective annual asthma disease burden: a UK cohort study. Lancet RespirMed. 2015 Nov;3(11):849-58.
  19. Zeiger RS, Schatz M, Li Q, et al. High blood eosinophil count is a risk factor for future asthma exacerbations in adult persistent asthma. J Allergy Clin ImmunolPract. 2014 Nov-Dec;2(6):741-50.
  20. Pola-Bibian B, Dominguez-Ortega J, Vilà-Nadal G, et al. Asthma exacerbations in a tertiary hospital: clinical features, triggers, and risk factors for hospitalization.J InvestigAllergol Clin Immunol. 2016 Dec 14:0.
  21. Katz LE, Gleich GJ, Hartley BF, et al. Blood eosinophil count is a useful biomarker to identify patients with severe eosinophilic asthma.Ann Am Thorac Soc. 2014 May;11(4):531-6.
  22. Malinovschi A, Fonseca JA, Jacinto T, et al. Exhaled nitric oxide levels and blood eosinophil counts independently associate with wheeze and asthma events in National Health and Nutrition Examination Survey subjects. J Allergy Clin Immunol. 2013 Oct;132(4):821-7.
  23. Tran TN, Khatry DB, Ke X, et al. High blood eosinophil count is associated with more frequent asthma attacks in asthmaAnn AllergyAsthmaImmunol. 2014 Jul;113(1):19-24. Westerhof, et al. (erj 2015:688).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *